lunes, 31 de marzo de 2014

La insoportable levedad del parecer


La mortalidad de la carne y su degradación
La paciencia del amanuense
Las deidades inventadas...
La liberalidad del que miente
La falsedad del proscripto...
La simpleza del encuentro
La plaza del pueblo
El misterio de tus pensamientos
El silencio obligado
La incomodidad mía
La intervención siempre injusta
La burguesa vida que se propone
La burguesa vida en el centro comercial, el centro de nuestras atenciones...
La burguesa idea de libertad
El shopping como catedral del intercambio
La posibilidad de ser y sin embargo la misma (puta) opción
nuevamente...la insoportable
levedad del parecer...

Escrito 19/01/2014
La Pedrera, Rocha. Uruguay

miércoles, 19 de febrero de 2014

Los 4 Acuerdos!!!

La  domesticación  es  tan  poderosa  que,  en  un  determinado  momento  de 
nuestra vida, ya no necesitamos que nadie nos domestique. No necesitamos que 
mamá  o  papá,  la  escuela  o  la  iglesia  nos  domestiquen.  Estamos  tan  bien 
entrenados  que  somos  nuestro  propio  domador.  Somos  un  animal  auto 
domesticado. Ahora  nos  domesticamos  a nosotros mismos según  el sistema  de 
creencias  que  nos  transmitieron  y  utilizando  el  mismo sistema  de  castigo  y 
recompensa. Nos castigamos a nosotros mismos cuando no seguirnos las reglas de 
nuestro sistema de creencias; nos premiamos cuando somos «un niño bueno» o 
«una niña buena». 
Nuestro sistema de creencias es como el Libro de la Ley que gobierna nuestra 
mente.  No  es  cuestionable;  cualquier  cosa  que esté  en  ese  Libro  de  la  Ley  es 
nuestra verdad. Basamos todos nuestros juicios en él, aun cuando vayan en contra 
de nuestra  propia  naturaleza  interior. Durante  el  proceso de domesticación, se 
programaron  en  nuestra  mente  incluso  leyes  morales  como  los  Diez 
Mandamientos. Uno a uno, todos esos acuerdos forman el Libro de la Ley y dirigen 
nuestro sueño. 
Hay  algo en nuestra mente que lo juzga todo  y a todos, incluso el clima, el 
perro, el gato... Todo. El Juez interior utiliza lo que está en nuestro Libro de la Ley 
para juzgar todo lo que hacemos y dejamos de hacer, todo lo que pensamos y no 
pensamos, todo lo que sentimos y no sentimos. Cada vez que hacemos algo que va 
contra el Libro de la Ley, el juez dice que somos culpables, que necesitamos un 
castigo, que debemos sentirnos avergonzados. Esto ocurre muchas veces al día, día 
tras día, durante todos los años de nuestra vida


link: http://www.nuevagaia.com/ebooks/Los_4_Acuerdos_Miguel_Ruiz.pdf

sábado, 11 de enero de 2014

lunes, 21 de octubre de 2013

Serge Latouche: sociedad del decrecimiento o barbarie

Imperdible la siguiente entrevista. Reflexiones que nos persiguen cotidianamente y desarrolladas en forma sistemática por Serge Latouche ( observaciones de un economista devenido en filósofo). 
Fuente de mi próximo foco de Puebla.





http://www.usc.es/entransicion/wp-content/uploads/2011/11/Decrecimiento-o-barbarie_Serge-Latouche.pdf